Por favor, espera
Nosotros estamos procesando tu solicitud

Préstamos solo con DNI

Aunque todos sabemos qué es un crédito y cuáles son sus ventajas y obligaciones, no siempre se tiene claro qué tienen de especial los préstamos solo con DNI. Aquí te explicamos qué son y cuáles son las principales diferencias con lo que podríamos considerar un crédito tradicional.

Préstamos solo con DNI

Qué es un préstamos solo con DNI

Lo que define a un préstamo solo con DNI, también conocido como préstamos en línea, es que prestan una cantidad no muy elevada de dinero. En esencia, son pequeños préstamos donde la cantidad a conceder es más moderada que en los créditos que aportan las entidades bancarias.

Pero además de ello, hay otras características que van siempre asociadas a un préstamo solo con DNI. Una de ellas es la estrecha relación que tienen con Internet. De hecho, ha sido la generalización del uso de Internet entre personas de todas las edades lo que ha popularizado este tipo de préstamos personales. Todos los pasos que hay que seguir hasta recibir uno de estos préstamos solo con DNI se puede y se debe hacer a través de Internet: solicitud, tramitación e ingreso de la cantidad prestada.

Como tercera gran característica de un préstamo solo con DNI podríamos citar la flexibilidad de las condiciones principales, como son la cantidad a percibir y el tiempo estipulado para su devolución.

Diferencias entre un préstamo solo con DNI y un crédito tradicional

Conocidas las características principales de los préstamos solo con DNI, toca ahora comparar estos con los préstamos que acostumbran a otorgar las entidades financieras tradicionales, pues a veces la diferencia es muy sutil:

  • La cantidad: por regla general, a los bancos y a las entidades financieras les interesa mover grandes cantidades de dinero para que, porcentualmente, los intereses también sean mayores. Pero en empresas online como Credy, la cuantía máxima que se puede solicitar es 1.000 S/. cada vez.
  • El plazo de devolución: de nuevo, bancos y entidades de crédito prefieren periodos largos de devolución, pues cuanto más tiempo se tarde en devolver ese dinero, más tiempo estarán cobrando comisiones al cliente. En el caso de los préstamos online, cuanto antes se devuelvan, mejor. Por ello, en Credy.pe el tiempo máximo de devolución son 30 días.
  • La rapidez: en este caso, no es rapidez en cuanto al tiempo de devolución del préstamo personal, sino rapidez a la hora de conceder la cantidad solicitada. Mientras que los bancos pueden tardar días, semanas o meses en estudiar una operación crediticia a un cliente, en Credy.pe no suelen pasar más de 15 minutos entre la cumplimentación del formulario y la recepción del dinero en la cuenta personal.
  • Solicitud más sencilla: en lo que tiene que ver con la solicitud, el cliente verá que todo es más fácil. Los datos que se solicitan en un préstamo online como los nuestros son muy básicos: nombre, número de cuenta, teléfono de contacto…  Y lo más importante: todo lo que se pide se puede enviar por Internet a través del formulario o a través del correo electrónico.

Préstamos solo con DNI de Credy

Ventajas de tramitar un préstamo solo con DNI con Credy

Y ahora que ya tenemos claras las características de un préstamos solo con DNI y sus diferencias con los préstamos tradicionales, toca conocer las ventajas específicas de solicitar uno de ellos a través de Credy.pe:

  • Nuestros créditos son más universales, en el sentido de que prácticamente cualquier persona mayor de edad se puede beneficiar de uno de ellos.
  • 100% seguro: diferentes compañías de seguridad online analizan permanentemente nuestro sitio web y certifican que está libre de virus y de intrusos.
  • Confidencialidad: el tratamiento de los datos personales que el cliente envía a través del formulario se realiza conforme a la Ley de Protección de Datos.
  • Concesión casi segura: en el 99,99% de los casos, la solicitud se acepta, por lo que Credy no deja de lado a ningún cliente.
  • Clientes contentos: la suma de todo ello aporta otro dato positivo, y ese no es otro que el de la satisfacción, expresado a través de la fidelidad: el 98,99% de nuestros clientes son fieles. Y eso es precisamente de lo que más orgullosos nos sentimos.